Suplemento iniciativa del Departamento de Formación Académica, Profesional y Personal. Dirigido y cordinado por la Gestora Académica Mayra Montiel, el Gestor de Desarrollo Personal Eduardo López y la Investigadora Social Kimberly Alvarado.


Contáctenos

Para comunicarse con el Equipo del Suplemento le invitamos escribirnos al correo:
uricolypro@gmail.com
o a los teléfonos 2437-8810 ó 2437-8884.



contador de visitas

Realidad Nacional

En la siguiente sección de “Realidad Nacional” el objetivo principal es informar sobre temas y acontecimientos que estén ocurriendo en el país y que impactan directamente la realidad docente, sea por ser actores del sistema educativo, o actores de la sociedad costarricense.

Es una sección informativa que pretende aportar a la reflexión y al debate en las aulas y centros educativos, por ello, si aquellos visitantes a la página web desean tomar la información para discutirla con sus colegas y estudiantes, pueden hacerlo.


  • Costa Rica desde el Caribe
  • Entre dos mundos: La Mujer Migrante

“Costa Rica desde el Caribe”

Elaborado por: Kimberly Alvarado Ríos, investigadora, UCE-DFAPP

 “Costa Rica desde el Caribe” es el nombre del programa creado para desarrollar proyectos en Limón. 35 Entidades públicas enlazadas van a agilizar y priorizar 75 iniciativas incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo y en el banco de proyectos de inversión pública de MIDEPLAN, con participación de la ciudadanía limonense, para lograr un desarrollo integral de la Región Huetar Caribe y serán coordinados por el Consejo Regional para el Desarrollo de la Provincia de Limón (COREDES-PROLI). Estos 75 proyectos van desde obras de infraestructura, agua y alcantarillado, creación de empleos de calidad, reducción de la pobreza, educación, vivienda, modernización portuaria y promoción de la ciencia.

Estas acciones van de la mano con el compromiso que se posee con la comunidad afrodescendiente del país. Para lo cual, se nombró a Quince Duncan como Comisionado de Asuntos de la Comunidad Afrocostarricense.  Duncan es un reconocido defensor y promotor de derechos étnicos, fue consultor del Instituto Interamericano de Derechos Humanos y de la UNESCO, entre otros cargos dentro y fuera del país. También es un prolífico escritor y ensayista en materia étnica y afrodescendiente.

Este gran profesional tendrá a su cargo grandes responsabilidades, entre ellas,  coordinar y dirigir actividades para divulgar, promover y conservar la cultura afrocostarricense; coordinar con las instituciones públicas u otros organismos las actividades relacionadas con esa comunidad y coordinar las actividades nacionales e internacionales que se enmarquen dentro del Decenio Internacional de los afrodescendientes.

Ante esto, el pasado 29 de marzo de 2015 se presentó la estrategia que seguirá el país para llevar a cabo acciones que responden al decenio dedicado a los afrodescendientes: justicia y desarrollo (2015-2015) según resolución 68/237 de las Naciones Unidas.

“Al proclamar este decenio, la comunidad internacional reconoce que los afrodescendientes representan un grupo específico cuyos derechos humanos deben promoverse y protegerse. Alrededor de 200 millones de personas que se identifican a sí mismos como descendientes de africanos viven en las Américas. Muchos millones más viven en otras partes del mundo, fuera del continente africano.”  (www.un.org)

A continuación la lista de algunos de los principales proyectos del Programa Costa Rica desde El Caribe y entidades responsables
  1. 100% de Avance de la obra de la Fase 2A de la Terminal de Contenedores de Moín durante el 2015-2017 (Consejo Nacional de Concesiones).
  2. Construcción de puentes en la Red Vial Nacional, en la Región Huetar Caribe/Puerto Viejo Limón (MOPT-CONAVI).
  3. Programa de empleabilidad con énfasis en grupos vulnerables, graduar 4.547 personas en áreas técnicas de la Región Huetar Caribe durante el 2015-2018 (INA).
  4. Programa Empléate, capacitar a 5.387 personas jóvenes entre 17 y 24 años (MTSS).
  5. Generar empleo temporal a 5.489 personas en condición de desempleo y pobreza (MTSS).
  6. Programa Avancemos Adolescentes madres y becas FONABE (IMAS y PANI).
  7. Atención a 1.200 mujeres de la Región Huetar Caribe en vulnerabilidad (INAMU).
  8. Nuevos emprendimientos del programa de Fortalecimiento de las PYMES (MEIC).
  9. Dotación de equipos de tomografía computarizada para servicios de Radiología del Hospital Regional Dr. Tony Facio de Limón (CCSS).
  10. Construcción, equipamiento y desarrollo de la gestión curricular de la Academia Nacional de Policía en Pococí (MSP).
  11. Modernización de la Refinería de Moín (RECOPE).
  12. Nuevos sistemas agroproductivos en la Región Huetar Caribe, de agricultura familiar con asistencia técnica en prácticas de producción sostenible y orgánica (MAG).
  13. Impulso al turismo de cruceros, mediante el aumento del 1% en el número de excursionistas de cruceros en el período 2015-2018 (ICT).
  14. Inaugurar 525 establecimientos de prestación de servicios públicos conectados a una red de Alta Velocidad en la Región Huetar Caribe (MICITT, SUTEL, MEP, CSS Y MS).
  15. Construcción del alcantarillado sanitario Limón Ciudad Puerto y el de Puerto Viejo y Cocles (AYA). Fuente: www.gobierno.cr

 

Referencias bibliográficas:

http://www.un.org/es/events/africandescentdecade/

http://gobierno.cr/gobierno-reafirma-compromiso-para-desarrollo-integral-de-limon/#more-2504

 

Entre dos mundos: La Mujer Migrante

Licda. Linneth Godínez Solís*

La migración es una fenómeno social que ha sido estudiada a lo largo de la historia, durante décadas se ha señalado que el proceso de emigrar responde a distintas situaciones que impulsan a las personas a intentar encontrar en un país distinto al suyo, nuevas oportunidades de desarrollo y calidad de vida.

Según datos presentados en octubre 2014 en el Congreso Internacional “Inclusividad, no discriminación y acceso a la justicia” efectuado en San José, Costa Rica, existen más de 60 millones de personas migrantes1 y podría afirmarse que la mitad de estas personas son mujeres.

Sin embargo, ¿nos hemos preguntado sobre la realidad de la mujer migrante?, ¿quién es la mujer migrante? Unas de las tendencias más importantes es el aumento de ellas. Cada vez son más las que huyen de dificultades, de la violencia, la guerra, la pobreza, la falta de trabajo y buscan la unificación familiar, pero esta realidad no ha sido abordada o investigada aún con la importancia que se merece, porque la extensa bibliografía existente sobre migración se ha enfocado en la participación masculina.

La migración femenina ocasionalmente era abordada, pues era creencia general que la mujer tenía menos participación que el hombre y cuando se llegó a aludir a ella fue para referirse a su papel como esposa o como presencia secundaria en el resto de la familia, así que existía poco reconocimiento a la actividad independiente de las mujeres en el proceso de migración. Se daba como un hecho que, al explicar la participación de los trabajadores migrantes, se comprendía también la migración de las mujeres (Morales, 1995: 139)

Existen muchos factores que inducen a las mujeres a emigrar hacia un mundo desconocido, impredecible y en muchas ocasiones peligroso, entre estos se puede mencionar la discriminación, los prejuicios sociales, la carencia de oportunidades de desarrollo, la pobreza, el limitado acceso a la educación, a la atención a la salud, al acceso a empleo digno, al control de bienes, y en muchas ocasiones, huyen de conflictos armados o desastres naturales.

La ruta del proceso de migración de las mujeres puede comenzar con una serie de amenazas, maltratos, discriminación y violencia de género que empañan el respeto de sus derechos humanos.

Las mujeres migrantes están en mayor riesgo de violencia (física, psicológica, sexual) por parte de otras personas e inclusive por parte de otras personas migrantes, están expuestas a ser víctimas de trata de personas y sufrir una serie de abusos a lo largo del ciclo migratorio. Con frecuencia la permanencia en un país depende de sus parejas o de otros parientes masculinos, lo cual las coloca en una posición de vulnerabilidad y dependencia.

Aun cuando logran encontrar empleo en el país en el que se establecen, se enfrentan a una serie de dificultades. Las mujeres migrantes son empleadas sobre todo en el trabajo doméstico, el cuidado de personas, la agricultura y el entretenimiento. Todos estos sectores pagan salarios bajos, en gran medida éstos no son regulados y rara vez son cubiertos por las leyes laborales nacionales (Lacy, 2014).

A menudo las mujeres migrantes pueden verse expuestas a diferentes formas de agresión tales como la explotación laboral o largas jornadas de trabajo, la falta de pago de salarios, el hambre, y las amenazas. Varios factores perpetúan este limitado acceso a la justicia, la invisibilidad de la mujer en los procesos legislativos fomenta la división entre sus derechos y la garantía de los mismos.

Un obstáculo al que se enfrentan las personas migrantes, en particular, las que se encuentran en situación irregular o indocumentada, es que no están dispuestas a denunciar por temor a la deportación. En consecuencia el escaso número de denuncias que reciben los organismos internacionales puede no reflejar una situación de inexistencia de violaciones de los derechos humanos, sino más bien el temor a repercusiones negativas (Althaus, “Los Derechos Humanos de los migrantes”. En: Congreso Internacional Inclusividad, no discriminación y acceso a la justicia, CR, 2014).

No obstante, hay mujeres que se han beneficiado del proceso de migración, pues han logrado vencer estereotipos y prejuicios sociales, alcanzar estabilidad económica, social, educativa y se han integrado a una nueva sociedad haciendo suya una tierra extranjera. Según lo menciona Circo (2014) gracias a cada una de ellas se tiene una percepción más clara de cuánto aportan a la economía y la bienestar social de las poblaciones que viven en los países de origen y destino.

Sin embargo, el tema de la protección de las mujeres migrantes debe encabezar la agenda, es imperativa la necesidad de respetar la legislación existente y proporcionar voz a las mujeres, disminuir el clima de impunidad por el maltrato y la violencia que sufren para que puedan alcanzar el disfrute de un más alto nivel de calidad de vida.

Es preciso analizar la realidad de la mujer migrante desde una perspectiva de género y derechos humanos, eliminar toda forma de discriminación y velar porque tengan condiciones legales y de seguridad adecuadas.

Es importante que cada una de las personas que habitamos en los países destino, comencemos a construir una cultura inclusiva que respete y garantice los derechos de las mujeres migrantes, las mujeres que viven entre dos mundos.

Bibliografía


1 Es importante señalar que según datos aportados en este mismo Congreso, el término correcto para nombrar a las personas en esta situación es: persona migrante regular o documentada y persona migrante irregular o indocumentada, no obstante, en este artículo utilizamos el término persona migrante para mayor facilidad de lectura.

*La autora es psicóloga con formación en el área social, clínica y de Recursos Humanos. Cuenta con experiencia laboral en temas de género, liderazgo, psicología laboral y desarrollo local. Actualmente se desempeña como profesional en psicología de la Municipalidad de La Unión, Cartago. Es también miembro del equipo de Investigación de la Asociación para el Liderazgo y el Ascenso Social de las Mujeres (ALAS).