Colegio de Licenciados y Profesores en

Letras, Filosofía, Ciencias y Artes Costa Rica

Presentación

IX

El COLYPRO en la búsqueda de su esencia

 

 

 

Dr. Rafael Ángel Pérez Córdoba

Presidente de Colegio de Licenciados

 y Profesores en Letras, Filosofía, Ciencias y Artes.

 

El Colegio de Licenciados y Profesores en Letras, Filosofía, Ciencias y Artes, nace como corporación profesional en 1950, por medio de la Ley Orgánica N° 1231; posteriormente derogada por la Ley 4770 del 3 de octubre de 1972. Desde su inicio los promotores de esa institución tienen aspiraciones y propósitos que en la actualidad son olvidados para muchos colegiados. Por este motivo, aprovechamos la presente edición de nuestra Revista Umbral para reflexionar a cerca de nuestros objetivos.

 

En primer término es necesario recordar que el COLYPRO no es un gremio, es decir una asociación de derecho privado. Nuestra corporación es de derecho público y fue creada por la Asamblea Legislativa con la noble misión de luchar por la “defensa de los terceros” en el campo de la educación. Y los terceros son todos los miembros de la sociedad que hacen uso del sistema educativo.

 

Lo anterior quiere decir, que el Colegio de Licenciados y Profesores deben lidiar, de manera permanente por la calidad de la educación costarricense. Por el derecho que tenemos todos los hijos de esta patria de participar en un procesos educativos con calidad y equidad. Debe combatir nuestro colegio lo que se denomina la “mala praxis”, en otras palabras, el ejercicio profesional descuidado, carente de ética y alejado de los conocimientos actualizados. Pero la mala praxis no se deriva solamente del profesional docente, también se origina en el empleador; el Ministerio de Educación o las instituciones privadas; donde, en oportunidades no se provee al educador de las condiciones mínimas para el buen ejercicio profesional.

 

Ante la mala praxis, todos los colegiados debemos ser fiscales. De lo contrario estaremos incumpliendo nuestro juramento. En este campo debemos ser inflexibles, pues de no ser asi, nuestra profesión avanza hacia la decadencia y el irrespeto por parte de los ciudadanos, convirtiéndose en un espacio donde las personas inescrupulosas pueden encontrar oportunidades para la corrupción. Si nosotros, educadores por vocación, no luchamos por limpiar el sitio sagrado donde ejercemos nuestra labor diaria, esta noble profesión, día a día avanza hacia el desprestigio.

 

 La anterior es la misión fundamental del Colegio de Licenciados y Profesores. No nos llamemos a engaño en este propósito. Desde luego, la Corporación como tal tiene otros objetivos. Dos de ellos son: la busca de estrategias para mejorar la calidad de la vida de los colegiados, y, el perfeccionamiento profesional.

 

Como grupo humano, el COLYPRO se orienta hacia la creación de mejores condiciones de vida en los campos económicos, sociales y recreativos para sus integrantes. En este sentido la Corporación se visualiza como una gran familia. Una familia integrada que lucha en conjunto para obtener mejoras en las dimensiones citadas. Desde luego esta visión de “familia integrada” es una idea por el cual luchamos y no una realidad. Uno de los mayores esfuerzos que realizamos en la actualidad está dirigido al logro de este valor.

 

El Colegio de Licenciados y Profesores tiene como una de sus mayores preocupaciones el desarrollo profesional de sus colegiados. En esta dirección, se han abierto muchos espacios, tanto por medio de la Comisión de Asuntos Académicos y Profesionales, como por la Comisión Académica, pero especialmente con la apertura de la Universidad Pedagógica por iniciativa de la Corporación. Se podría decir que en este campo, nuestro Colegio Profesional está a la vanguardia de los servicios, los cuales deben ser mejor utilizados por los colegiados.

 

Aprovechamos el espacio editorial de nuestra Revista para recordarnos cuál es nuestra misión, y, de esta manera; encontrar los criterios de consenso, que como integrantes de esta familia nos deben unir.

Descargar Revista