Colegio de Licenciados y Profesores en

Letras, Filosofía, Ciencias y Artes Costa Rica

Presentación

II

Al hacer llegar a sus manos el segundo número del boletín Umbral, aprovecho la oportunidad para enviar un saludo a todos y cada uno de ustedes y ponerme a sus órdenes, desde el inicio de esta ardua y responsable tarea, como Presidente de la Corporación.

El primero y más grande de los intereses de la Junta Directiva es promover una efectiva identificación con los colegiados, con la esperanza de que tengan presente, que entre nuestros fines sobresalen la defensa y el acrecentamiento de la dignidad profesional, tanto en el aspecto espiritual como en el económico, así como el mantener estrechas relaciones de unión y solidaridad.

Debemos estar conscientes de nuestras limitaciones; pero organizados en una fuerte estructura, podemos estimular los más elevados sentimientos de prestigio, solidaridad, bienestar profesional, cultural y espiritual. Es nuestro deber participar además en todo aquello que signifique desarrollo y progreso educación y la cultura nacional, así como mantenernos vigilantes ante los problemas cruciales del país, para contribuir a la búsqueda de soluciones. No podemos vivir a espaldas de la difícil situación nacional ni mundial, y somos los llamados a poner todo nuestro empeño por preservar las conquistas democráticas. Es necesario que todos y cada uno de nosotros, desde los diferentes ámbitos, aportemos en alguna medida lo que podamos: esfuerzo, dedicación y entrega, que es lo que requiere el país. Es nuestra responsabilidad crear jóvenes fértiles y conciencias claras, para el fortalecimiento de nuestra democracia, y esto sólo se logra cuando somos profesionales conscientes de nuestra misión. También producimos cuando somos lo suficientemente claros, para luchar y dialogar por las grandes acciones que enaltecen la Corporación.

Para poder llevar a cabo nuestra indigente labor les solicitamos coadyuvar en la misma con ideas constructivas, la colaboración y el apoyo decidido y sincero a las acciones que emprenda el Colegio, guiado por la Junta Directiva, que con mucho orgullo dirijo.

Bienvenidas sean las sugerencias que nos puedan enviar, para poder salir adelante responsable y leal tarea que me encomendaron a partir del mes de marzo, y que trataré de llevar a feliz término con la ayuda de todos los colegiados.

 

Muchas gracias

 

César Fernández Rojas, Msc.

Presidente

Descargar Revista